Loading...

Conoce los síntomas y efectos al dejar de fumar

Para la mayoría de los fumadores dejar el tabaco supone un gran reto, por lo tanto, es importante conocer los sintomas y efectos al dejar de fumar. Es una adicción que en la vida cotidiana suele estar muy aceptada socialmente.  El perder el hábito de fumar puede requerir trabajo duro.

Romper todas las cadenas que sostienen a una persona dependiente, es extremadamente difícil. Por otra parte, dejar de fumar viene acompañado de “efectos secundarios”, que de repente empiezan a sorprender a nuestro cuerpo. Pueden ser tan desagradables, dolorosos y fuertes que, a veces, una persona que conscientemente decide dejar de fumar, se cuestiona: “¿tal vez es mejor fumar?”.

Efectos despues de dejar de fumar

Todo no es sólo diversión. La nicotina y otras sustancias que entran al cuerpo con el tabaco, se hayan incrustadas en los procesos fisiológicos. En su ausencia, se interrumpe el trabajo del cuerpo. Esto se aplica a todos los sistemas del cuerpo:  circulatorio, respiratorio, digestivo, nervioso.

El cuerpo por la falta de nicotina experimenta un tremendo estrés(comienzan los síntomas al dejar de fumar). Su nivel máximo disminuye en los días tercero a séptimo. La duración total del proceso de adaptación puede llegar a  durar 3-4 meses aproximadamente.

Las dos primeras horas y comienzan los efectos al dejar de fumar

Pasados 20 minutos, se empiezan a pasar los efectos del ultimo cigarrillo. En un tiempo tan corto el fumador empieza a encontrarse en el mismo estado que antes de fumar la ultima vez.

Su ritmo cardiaco se ralentiza.
Los vasos se dilatan.
Presión arterial disminuye.

Dejo el tabaco y quiero conocer los efectos

Otros cambios relativamente menores, se producen a partir de 20 minutos después del último cigarrillo. Si una persona fuma un cigarrillo, los cambios obtenidos se pierden. En los fumadores con una larga experiencia este efecto se produce más tarde: después de algunos días o incluso semanas.

 

Al final de la segunda hora, aparecen signos del síndrome del tabaco:

  • Un obsesivo deseo de fumar o confusión
  • Ansiedad, nerviosismo
  • incapacidad para dormir
  • Aumenta el apetito

El primer día

A partir de las primeras 24 horas el monóxido de carbono unido a los glóbulos rojos, se sustituye con oxígeno. El monóxido de carbono, entre otros efectos nocivos, desplaza el oxígeno de la sangre, lo que obliga al corazón a trabajar más.

Uno de los principales resultados del primer día es restaurar la transferencia de oxígeno normal por la sangre. Un buen nivel de oxigeno es igual de importante que otros síntomas acompañados de dejar de fumar.

El segundo día

El riesgo de sufrir un ataque al corazón supera el 70% en un fumador. Aunque esta probabilidad está relacionada con fumar durante un largo periodo de tiempo, los médicos creen que el riesgo comienza a disminuir desde el segundo día después de que la gente deje de fumar.

El humo del tabaco afecta a los receptores olfativos. Punto notable de mejoría,  después de los dos primeros días se abrira al exfumador una amplia gama de sabores y olores, de los cuales se privó mientras fumaba. En fumadores veteranos tanto este efecto, como el del calor en los dedos, puede tardar un periodo de tiempo mas largo.

Los efectos característicos del segundo día después de dejar de fumar:

  • Aumento del apetito
  • Mayor ansiedad nerviosa
  • Recuperación temprana y alegre estado de ánimo en la mañana
  • Menor deseo de fumar

3-7 días

Al tercer día la nicotina comienza la retirada del cuerpo. Mientras el cuerpo aún no está adaptado a la vida sin tabaco. Además de esto,  la euforia de “dejé de fumar” puede desaparecer. Condición psicológica que puede traducirse en: fatiga y apatía. En este plazo se pueden añadir a a los sintomas de días anteriores:

  • dolor de cabeza
  • mareo
  • náuseas
  • trastorno de la digestión
  • dificultad para respirar.

Puede persistir por varios días.

El riesgo de recaer se eleva al nivel de las primeras horas del primer día. Se trata de la segunda prueba importante a la voluntad de un exfumador.

El primer mes

La mayoría de los fumadores deja de sentir los síntomas propiciados por el síndrome de abstinencia(nerviosismo, mareos, etc.) en dos semanas. Pero los efectos positivos se manifiestan gradualmente. La sensación mas maravillosa que celebran los exfumadores a partir de la segunda semana: vitalidad adicional, energía que comienza a inundar. Entre otras consecuencias que se esperan en el primer mes despues de fumar se incluyen:

  • Continúa mejorando la circulación sanguínea, especialmente en los vasos periféricos
  • Mejora la función respiratoria, empieza a aumentar el volumen de los pulmones.
  • Se limpian los pulmones, productos de la combustión comienzan a aparecer poco a poco en forma de flemas.

El primer año

Tendencias positivas en el primer mes después de dejar de fumar, continuarán en los siguientes meses.

  • La piel se vuelve más joven y saludable
  • Los hombres  mejoran la potencia
  • Dependencia de tabaco desapare gradualmente
  • El riesgo de enfermedad cardiovascular disminuye 50%

Linea flotando

Al mismo tiempo de superar la adicción al tabaco, aparecen otros efectos que ocurren generalmente a los 2-3 meses:

  1. Casi todo el mundo que deja de fuma, aumenta el peso.
  2. Algunas personas padecen de tos fuerte y otros problemas respiratorios.

 

La primera tiene que ver con el aumento del apetito y se puede disminuir siguiendo unas pautas: cómo dejar de fumar sin engordar. El segundo efecto, la tos ocurre generalmente después de un buen tiempo en posición horizontal, es decir, por la noche o a primera hora la mañana.

 

La razón de este fenómeno está ligado a la influencia constante de nicotina a las vías respiratorias.  Este sintoma no es malo, las células de limpieza del pulmón se han vuelto a activar y sus finos pelos tienen muchas secreciones y mucosidad que expulsan por la garganta.

 

El problema anterior se soluciona con la medicación. Para ello es necesario recurrir a un médico.

Efectos a largo plazo al dejar de fumar

Luz final tunel

 

El primer año es un período significativo de tiempo, el olor del humo del tabaco empieza a causar repulsión.

El exfumador obtiene a largo plazo:

 

  • Mejora el funcionamiento de todos los sistemas: corazón, vasos sanguíneos, pulmones, digestión y reproducción.
  • La energía que se gasta en la recuperación de órganos y células, puede emplearse en otra dirección más constructiva.
  • No importa por cuanto tiempo haya fumado.

Estos son los principales impactos que reciben las personas que dejan de fumar en un largo periodo de tiempo:

Más de 5 años, la probabilidad de enfermedad cerebrovascular del exfumador es el mismo que de no haber fumado
Más de 10 años, el riesgo de cáncer se reduce a la mitad en comparación con los fumadores
Más de 15 años, el riesgo de enfermedad cardiovascular, lo mismo que de nunca haber fumado
Por lo menos 14 años más de vida es la consecuencia más duradera